Esta usted en:

Fiestas


Tiene Chiclana de Segura como eje de su ciclo festivo la especial devoción que los chiclaneros sienten por su patrona la Virgen de Nazaret. Así, el segundo domingo de mayo, si bien la fecha tradicional ha sido la del 8 de mayo, se lleva a cabo la popular “romería de la Carrasca” en honor de la patrona, festejo que se celebra desde tiempo inmemorial por los vecinos de Chiclana y por los de Venta de los Santos, perteneciente ésta última en la actualidad al municipio de Montizón. Como toda devoción patronal, ésta no anda exenta de su historia y su leyenda, fundidas ambas en lo que supone los pilares de la tradición festiva chiclanera. Cuenta la voz popular que cuando Venta de los Santos pertenecía a Chiclana, tanto los chiclaneros como los venteros celebraban una romería conjuntamente en honor de la Virgen de Nazaret y del Cristo de la Expiración, la cual celebraban en un lugar denominado el “Cortijillo de la Virgen”. En 1767 el rey Carlos III promulga el Fuero de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, surgiendo así la nueva población de Montizón, a la que habría de pertenecer Venta de los Santos. Se producirá entonces un conflicto entre las feligresías de ambos lugares para dilucidar quiénes habrían de quedarse con la bella imagen gótica de la Virgen de Nazaret. En el contencioso habrá de intervenir el obispo, quien decide que se sorteen ambas imágenes, queriendo el azar que la de la Virgen correspondiera a Venta de los Santos, mientras que la del Cristo a Chiclana. Cuenta la leyenda que cuando los hijos de ambas poblaciones fueron a levantar la imagen que les había correspondido en suerte, no pudieron levantarlas de cuanto pesaban. Decidieron entonces cambiarse las cuadrillas de porteadores, y los venteros pudieron alzar al Cristo y los chiclaneros a la Virgen, lo que fue tenido como una muestra providencial del deseo de donde querían residir las santas imágenes. Los chiclaneros cuando traían en procesión a la Virgen hacia su pueblo para que se quedara definitivamente en él, pararon a descansar en el paraje conocido como la Carrasca, pasándose a denominar desde entonces el “Descansadero de la Carrasca”, y siendo el lugar donde cada año se lleva en romería a su patrona la Virgen de Nazaret. 

El día 8 de septiembre se vuelven a celebrar festejos en honor de la patrona, dentro de los cuales tienen lugar los tradicionales encierros de reses bravas.

En Chiclana desde tiempo inmemorial se ha celebrado la festividad de San Marcos, de la que ya se da noticia en tiempos de Felipe II, siendo tenida entonces como fiesta muy antigua surgida del voto que los chiclaneros hicieron al santo protector de los ganaderos y de los campos con motivo de verse amenazados por una plaga de langostas que, como se decía entonces, se comía los panes del término de la villa de Chiclana y las comarcas colindantes. De este voto y de esta fiesta perdura hoy la costumbre de preparar y comer ese día, 25 de abril, los hornazos de San Marcos. 

Dentro de los aspectos folclóricos es digno que se mencione que Chiclana tiene un baile propio consistente en una airosa jota.

 

Galería de Imágenes




Ayuntamiento de Chiclana de Segura

Información Legal | Accesibilidad